Textos

LOS SUEÑOS DEL HIPOPATO 

 

Cartel Hipopato

 

Con motivo del festival “Russafa escènica” se estrena el espectáculo “Despierta un caballo llamado miedo” que irá acompañado de una selección de cuadros friquis bajo el título de “Los sueños del hipopato”. Presentamos aquí el cartel de la expo y un enlace con el facebook de “Sala títere”

 

https://www.facebook.com/Sala-T%C3%ADtere-567884966642665/?fref=ts

 

Ya está dicho lo principal,,, pero si tienen ganas de seguir leyendo aquí tienen unas explicaciones sobre el último y definitivo de los “Ismos”

 

S.O.S: FRIQUISMO

https://gabrielalonso.wordpress.com/2012/02/01/friquismo/

 

2014 cubismo b

Cubismo . Óleo / lienzo. 100 x 81 cm

 

El friquismo deriva, como el cubismo, de la palabra “cubo” como elemento que contiene la realidad. Pero así como el cubismo de las vanguardias históricas, deriva de la forma geométrica “cubo”, nuestro actual friquismo deriva del “cubo de la basura”, arquitectura paradójicamente cilíndrica, que se erige en estandarte de una modernidad venida a menos.

 

El friquismo procede del friqui humano, representa su comportamiento y todos los objetos que genera. Desde una perspectiva arqueológica, es lo que podríamos llamar su “cultura material”. En este sentido la “cultura friqui” es una evolución del cubismo, ya que los objetos a los que nos referimos están convenientemente  empaquetados en el momento de acceder a su breve vida de objetos de consumo. Están diseñados para habitar la estructura de un tetrabrick. Sus formas reducidas a un código geométrico de paralelepípedos, esferas y cilindros, no se atienen a él por un principio expresivo, sino por la necesidad de vivir empaquetados durante su “estado de crisálida”. Una vez  liberados de sus envoltorios, consumidos física y espiritualmente por el friqui humano, pasan a formar parte, por un lado,  de sus “residuos” y, por otro,  de su “universo imaginario”. He aquí una semblanza del friqui desvanguardista de nuestro tiempo, nieto del cubismo industrial e hijo del publicitario Pop (“cuando haces pop ya no hay stop”):

El friqui se sube al tren de la bruja, un viejo cacharro que recorre un túnel semicircular de “poliespán”. Le gusta estremecerse conmovido por la cochambre. Las desgarbadas figuras mal disfrazadas de los operarios, le reconfortan.

El friqui no quiere un mundo mejor, pues siente que desde el mundo que habita no puede caer más bajo.

El mundo de hoy, al que el friqui pertenece, se muestra brillante y dinámico. Pero a él sólo le atraen esos objetos inmóviles que le observan desde los pocos rincones que quedan en penumbra.

El friqui es lo romántico en un futuro que dista de “Las señoritas de Avignon”, como éstas de “Los fusilamientos  del dos de Mayo”. Es el estadio infantil de la humanidad que se obstina en burlarse de las ecuaciones. No me gusta lo dramático, pero tampoco concibo que todo se pueda reducir a números. Entre esas dos actitudes vivo, contemplando el entorno del que brotan las  imágenes que aquí os ofrezco.

 

https://gabrielalonso.wordpress.com/2012/02/01/friquismo/

 

ESCARNIO (ARTÍSTICO) DE DOÑA CECILIA

 

Doña Cecilia, ha conseguido usted con inocencia lo que Marcel Duchamp consiguió con culpabilidad.

 

Tomaron una imagen venerada y pintando sobre ella (grave pecado), la escarnecieron.

 

Que sí, que Doña Cecilia lo hizo sin querer, pues por eso Ella es grande, pues lo hizo sin pretensiones. Cuando Ella embadurnó la imagen del Cristo no hubo ofensa. La obra, verdaderamente contemporánea, la crearon los medios que pusieron el grito en el cielo ante la pintura inacabada. Sin los medios, ese potaje contemporáneo que incita al humilde a atreverse: “Sí, usted también puede, Doña Cecilia. En toda persona habita un artista: Todos tenemos derecho a nuestro minuto de Gloria”.

 

Tu borrón fue convertido en una obra acabada:

 

“Ecce mono” dijeron tus contemporáneos y aquel escarnio de la pintura se convirtió en tu minuto de Gloria. Doña Cecilia, fuiste escarnecida.

 

Tú que sólo querías pintar

doña cecilia 2 subir

 

 

APOTEOSIS (PICTÓRICA) DE DOÑA CECILIA

 

Hace unos días, después de comentar el caso de Doña Cecilia, un amigo escritor me dijo que la buena señora reclamaba ya, y con razón, sus derechos de Autor sobre el “Ecce mono” que tanto dinero está aportando a las arcas de la iglesia y del ayuntamiento…

 

Ya se perdió la inocencia. Doña Cecilia ya es igual que todos los artistillas que pululan por los medios (sobre todo por Internet) para conseguir el éxito artístico y en definitiva dineritos. Su momento saludablemente destructivo ha pasado, como pasó el de Duchamp (él fue el primero),cuando pintó bigotes a una Mona Lisa (¡El muy cobarde lo hizo en una reproducción!). Como pasó también el de los hermanos Chapman cuando pintaron sus abigarrados garabatos sobre “Los desastres de la guerra”. Ellos fueron “los segundos” entre otros muchos, pero al menos los hicieron sobre grabados valiosos. Doña Cecilia pareció superarles en inocencia y valentía (lo hizo, su monigote, sobre una pintura original) Pero las noticias del Arte se suceden: Ayer se habló de un vaso de agua expuesto en ARCO y valorado en millones de euros Y hoy, un ninot fallero muy feo que parece representar (sodomizado) al saliente rey de España se presenta en el MACBA

Por eso ya me apresuro a aclarar estas notas, mecanografiarlas y subirlas al blog, tal vez así pasaré de ser un oscuro pintor resentido a ser un escritor famoso por unos días: ¡Vaya! Parece que comienzo a rebuznar…

 

¡Dios, perdóname por ser tan mequetrefe!!

 

doña cecilia 3 sobir

 

HECHOS DE DOÑA CECILIA

 

En un pueblo de Aragón de cuyo nombre todos ustedes se acuerdan, vivía una señora viuda que pasará a la historia con el nombre de Doña Cecilia. Tenía nuestra heroína a la sazón muchos años que recordar y un hijo minusválido a su cargo. Entretenía sus escasos ocios con la pintura, durante tanto tiempo que llegó a acumular en casa numerosos paisajes, marinas y bodegones… El concejal de cultura lo vio y le propuso a Doña Cecilia exponer sus lienzos en la salita que había para tal efecto junto a la entrada de la biblioteca municipal. Allí acudió nuestra pintora con sus obras que tuvieron gran éxito entre el vecindario: Le compraron el alcalde y varios concejales, pero en quien más profundamente impactó el trabajo de Doña Cecilia fue en el señor párroco:

 

Hay mucho que  restaurar en nuestro templo… ¿Por qué no se queda después de misa y echa un vistazo?

 

Asintió la buena mujer y pensó en la imagen del Santo Cristo que estaba pintada sobre la pared justo al lado del altar. En efecto, estaba muy estropeada y, el día en que Doña Cecilia acudió a la iglesia, el señor cura le hizo reparar en ella:

 

Este “Ecce homo” ­dijo­ fue pintado por un antiguo maestro del siglo XIX, pero se está echando a perder a causa de la humedad: ¿No se animaría Usted a darle unos retoques con sus pinturas?

 

Asintió Doña Cecilia, pero no se atrevió aún con el Cristo y, durante un tiempo, se limitó a dar lustre a los dorados o a repintar con purpurina algunos esportillones que había en el pequeño retablo de la iglesia. Pero fue pasando el tiempo, y al helado invierno aragonés le siguió la lluviosa primavera, lo que afectó al estado del “Ecce homo”.

 

Por fin un día de julio en que ya apretaban los calores, le dijo nuestra heroína al  señor cura:

 

­Creo que voy a atreverme a retocar la imagen…

Por supuesto, Doña Cecilia, hágalo ­repuso él.

 

Y allí que se fue nuestra pintora que ni corta ni perezosa, comenzó a embadurnar la imagen del Cristo haciendo lo que hacen los pintores: “Primero emborronar para perfilar después”. Pero quiso el destino que le llamaran del hospital de Teruel: Su hijo minusválido que estaba allí en un campamento de verano, había caído gravemente enfermo y era menester acudir en su ayuda al punto interrumpiendo el trabajo que había iniciado en la iglesia.

 

No lo duda Doña Cecilia y, aunque el Cristo se había quedado por perfilar, marcha a Teruel a socorrer a su hijo.

Pero en el pueblo había una sobrina del párroco, periodista en prácticas que fue a visitar la iglesia… Y como no podía ser de otra manera, le llamó la atención aquella confusa obra vagamente contemporánea (aún estaba tierna la pintura) en medio de la sobria decoración del templo:

 

La fotografió, la subió a la red, hizo un tuit, envió un comentario y…

 

Había nacido “el Ecce mono de Borja”

doña cecilia subir

Para  el Malva

(Exposición de retratos furtivos)

 

 

Como soy un pintor más ebrio que sobrio siempre voy con mi libretita haciendo apuntes de lo que me rodea. Mi sueño es que la vida surja de mis manos con la misma fluidez que la captan mis ojos, Por eso Víctor Segrelles pensó en mi para retratar a las personas que han pasado por la “cafetería cultural” que regenta junto a Toni Moll.

Sin embargo, como no siempre he estado allí, he tenido que basarme en fotografías proporcionadas por ellos y también por Susana Benet.

Trabajar con fotos no es exactamente lo mío pues la imagen revelada se interpone como un elemento “objetivo”entre el asombro de los ojos y la espontaneidad de las manos. Por este motivo creo que me salió un trabajo más sobrio que de costumbre…

Espero que lo disfruten.

Gabriel Alonso

2013 retratoRetrato de Víctor Segrelles que se podrá ver en la exposición. Acuarela 32 x 24 cm.

 

 

 

 

La desvanguardia

(Exposición “ Mano a mano” Gabriel Alonso- Antonio Gadea)

 

 

Un amigo pintor y yo contemplábamos un cuadro de sus inicios en el que no se podían percibir más que pinceladas. A mí se me ocurrió el término “desvanguardia” que definiría el progresivo afán de muchos de nuestra generación en pintar cada vez más figurativo, como si de lo que quisiéramos liberarnos fuera de la “libertad” que nos daba la abstracción (o exhibición del lenguaje en sí mismo)que por entonces imperaba en las aulas de bellas artes. Mi amigo sugirió que aquello de desvanguardia le sonaba a desbandada  y efectivamente lo es porque somos muchos los que prefiriendo hacer a explicar hemos ido haciendo nuestro lenguaje pictórico cada vez más “legible” o “descifrable” actuando de un modo paralelo al público en general, cada vez más indiferente hacia el “Arte contemporáneo”.

 

Antonio Gadea pertenece a este grupo difuso de los “desvanguardistas”. Y es además un ejemplo brillante pues allá por los primeros 90 renunció al estilo abstracto que le había dado algunos prestigiosos premios como el Bancaja para ir desarrollando una pintura figurativa rigurosa en su composición y cocina que gira en torno al tema de cómo la vanguardia ataca al  viejo  oficio de la pintura personificado en héroes de la mitología clásica.

 

Conocí a Antonio en los tiempos en que coincidimos en la galería Val i 30. En el año 93 su director Vicente García promocionó una actividad conjunta con la Facultad de Bellas Artes que consistió en llevar a la galería una clase de pintura del natural con la idea de hacer ver al público cuál es su gestación. Esto produjo un “efecto llamada” sobre algunos pintores figurativos principalmente  aglutinados por la galería en el colectivo “La balsa de Babel”. Antonio, que ya llevaba algunos años en Val i 30 se mantuvo en el grupo a lo largo de toda su trayectoria. En 1998 yo dejé el proyecto, aunque ya no abandoné el oficio de recrear la vida con pinceladas.

 

Gadea y yo cada uno por su lado (él aún sigue fiel a la galería Val i 30) hemos seguido perseverando como demuestra la exposición “Mano a mano” que les invito a visitar.

Image Gadea blog

Uno de los dibujos de antonio Gadea que se expone en la muestra “mano a mano”

Anuncios

3 respuestas a Textos

  1. Inmaculada Mingot Jimenez dijo:

    Me lo he pasado pipa!! Enhorabuena!!!
    Las acuarelas de Gabriel Alonso inmejorables, me encantan.
    La muestra de dibujo de Gadea muy buena.
    El texto… divertido, audaz, sutil.
    Mucha suerte!
    Un abrazo.
    Macu Mingot

  2. De momento no hemos podido acudir a la muestra “mano a mano” pero nos ha encantado los dibujos del “ecce mono” y a doña Cecilia la has clavao. Mari y Juan.

  3. Begoña Valero Escritora dijo:

    Enhorabuena, Gabi. Tan sagaz y original como siempre. Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s